miércoles, 19 de septiembre de 2012

Carta para mi nieta amada en sus 15 años




Todo en la vida comienza como un cuento y esta   carta  la debí escribir hace mucho tiempo…pero como nada es casualidad, hoy creo, es el día justo para hacerlo.
Y me digo, gracias Padre, gracias hermanos de luz, por haberme dado primero una hija hermosa, trabajadora, no tan amorosa pero amada por mi y luego sus frutos.
Un día, hace 15 años un ángel bajó del cielo con cara de niña, recuerdo claramente como si fuera ayer, el  día que el examen confirmó el embarazo…Luego cuando fue creciendo con mucha sensibilidad y amor. Enseñándonos, porque los hijos vienen al mundo para ser nuestros maestros.
Les cuento una anécdota, cuando tenía seis años, el día de la caída de las torres gemelas, todos angustiados, pensando en aquella gran tragedia, hacíamos cadenas de oraciones en familia por esa y por muchas tragedias en el mundo… Y ella con pasos sigilosos cual hada, cuidadosamente se acercó al círculo donde estábamos y nos dijo: cierren los ojos… y entonces ella con sus manitas comenzó a hablar cosas que no entendíamos y nos pasaba las manos por nuestro cuerpo, y cara… y ella sacudía sus manitas y brazos, como si se quitara  todas las energías negativas que nosotros teníamos.
Y a veces cuando su mamá la regañaba ella le decía, mami cuando yo fui tu mama yo no te regañaba..
Por eso mi niña, hoy que cumples 15 años… y que has sido la felicidad de tu madre que es mi hija amada y de ese gordo maravilloso que ha representado el papel de tu padre de una manera espectacular, que te aprendió a amar de la misma manera que nosotros, tu abuela, tus tíos, María y Gustavo, tus tías y tíos. Petra, Vigilia, Fernanda, Juana, Lila, lino, Jesús, tito, Magdaleno…y tus primos y primas… por que la familia es  amor… y a tu familia paterna que hoy está celebrando  con nosotros.
Te deseo y te deseamos que comiences a recobrar esa sensibilidad de la que te hablo, ese amor que trajiste inmerso en tu corazón, comprender que para  ser seres humanos genuinos, tenemos que aprender a desprendernos de las cosas materiales ya que esto no llena el espíritu, que es lo espiritual lo que lo llena. Por eso y para no extenderme más doy por sentado y no por ser tu abuela que eres y serás un ser maravilloso… Que la vida te siga premiando…
Mi nieta… la bella, mi nieta amada, mi hada hermosa, mi hada distinguida, crece, de semilla a bebé, de bebé a niña, de niña a mujer, crece, crece, creció.
Se hizo mujer, espigada, estudiosa.
mirada fresca,  amielada
Porte angelical.
Es cierto
 la vida me  premió,  el universo me premió
y tu mi hada  sublime
has sido ese premio
para  los que te aman.
Adelante amada, la vida te espera… Adelante

Chela Palacios
Tu Mamá Chela Amada
21/07/12